14/1/15

Series 435, 436, 437 y 438 de Renfe

Entre 1958 y 1966 se construyó un conjunto de 143 unidades eléctricas a 3000 voltios que integraban las series 600, 700 y 800 (436, 437 y 438, respectivamente, con la numeración UIC), conocidas popularmente como suizas debido a su origen. Desde su origen estuvieron destinadas a trenes de todos los tipos, desde cercanías hasta de largo recorrido, un uso parecido al que tuvieron posteriormente las 440.

La diferencia en el número de serie venía dada por la composición de las unidades, pues por lo demás eran idénticas entre sí. En origen, existían estas tres composiciones:

- Serie 600: motor con furgón (WMD) - remolque intermedio (WR) - motor sin furgón (WM)
- Serie 700: motor con furgón - motor sin furgón
- Serie 800: motor con furgón - remolque con cabina (WRc)


En origen, la serie 600 estaba destinada a las líneas de cercanías de Barcelona, aunque más tarde se extendió al resto de España. La 800 prestaba servicio en líneas de Asturias y Cantabria, con una menor demanda de viajeros y más distancia entre las estaciones. La 700 circulaba en la línea de Puigcerdà, con fuertes pendientes, aprovechando que los dos coches eran motores y tenían freno eléctrico. Tras la modificación en las composiciones que veremos a continuación, se reforzó el freno reostático en algunas unidades de la serie 800 con el fin de que prestaran servicio en esta línea.
Todos los coches eran de tercera clase salvo los coches con furgón, que tenían, además, plazas de segunda en el departamento central (con cuatro ventanas en lugar de cinco).

Posteriormente aparecieron nuevas composiciones mezclando coches de las tres series, procedentes de las unidades originales, así como de nueva construcción. Las unidades de dos coches motores y de tres coches fueron desdobladas y uno de sus dos motores era aprovechado para formar una nueva unidad, siendo sustituido en la unidad de origen por un remolque con cabina. A fin de que todas las unidades tuvieran un coche con furgón y plazas de segunda clase, se construyeron nuevos coches remolques con cabina y furgón (WRcD) que irían acoplados a los motores sin furgón originales.
Los nuevos coches permitían formar nuevas composiciones de dos y tres coches en todas las configuraciones posibles, independientemente de que fuera el motor o el remolque con cabina el que tuviera el furgón.



En origen venían pintadas en colores plata y verde.


























A comienzos de los 80 fueron repintadas en los colores azul y amarillo de la época, además de recibir una ligera actualización mecánica y en las salas de viajeros. Esta decoración es conocida a veces como bigotes debido a la forma de las franjas azules de los testeros.


















A mediados de los 80, dos unidades en composición WM-WR-WRcD recibieron la decoración payaso que también lucieron algunos trenes de la serie 597, y que no tuvo continuidad.















A finales de los 80, tras la llegada de nuevas unidades y coches de gran calidad (como las 440 o los coches 9000 o 10000), el material antiguo había quedado algo desfasado aunque todavía estaba en buen estado y le quedaba vida por delante. Por ello, se adoptó la política de reformar en profundidad algunas series para equipararlas con las más modernas y, a la vez, alargar su vida útil. Los ejemplos más significativos son los de los coches 8000, que dieron lugar a las series 11600, 12000 y 16000, y el de las protagonistas de esta entrada, las suizas, que se convirtieron en la nueva serie 435.

El exterior quedaba prácticamente de origen salvo por la supresión de las puertas de los testeros y la sustitución de los faros y las ventanillas laterales. Interiormente fueron modernizadas más en profundidad, con unos asientos similares a los del prototipo de la serie 445, pensados para trayectos de cercanías, y nueva decoración. En un principio se pensaba reformar toda la serie original que quedaba en activo, dando lugar a 100 unidades reformadas después de reorganizar las composiciones, pues las unidades originales tenían un solo coche motor y las reformadas, dos. Finalmente solo se llegó a completar la reforma de 23 unidades. Llevaban la decoración de Cercanías que llevó de origen la primera unidad de la serie 446 y que se aplicó, de forma experimental, a alguna 440. Prestaron servicios de cercanías en Valencia, aunque al poco tiempo fueron trasladadas a Asturias.

















Más tarde, algunas unidades que cubrían servicios regionales en León y Asturias fueron repintadas con la decoración propia de esta UN.















Si a finales de los 80 la política era de reformar todo el material que fuera posible, a comienzos de los 90 esta cambió completamente y se pasó a comprar de forma masiva unidades nuevas (de la serie 447, para servicios de cercanías) y a retirar los coches convencionales, dando preferencia al material Talgo y a los trenes autopropulsados. Todo el material que había sido reformado a finales de los 80 corrió la misma suerte: la inmensa mayoría de los coches derivados de la serie 8000 no llegaron al año 2000 en servicio, y las unidades de la serie 435 fueron retiradas a finales de 1994, tras apenas seis años de servicio. A las suizas no reformadas les había llegado su fin solo unos meses antes.

Existe una unidad de la serie 435 preservada por la AAFM, decorada con los colores plata y verde (aunque las unidades reformadas nunca llevaron esta decoración) y que realizaba viajes como material histórico hasta que fue preservada la 440-096. También existen otras unidades sin reformar conservadas (en Barcelona, en mal estado; en Santander, solo un coche motor, y en Zaragoza), así como un remolque intermedio en la estación de Alcázar de San Juan, en mal estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario