9/11/14

Series 279 y 289 de Renfe

Última edición: abril 2018.

La serie 279 de Renfe (7900 según la numeración antigua) fue una serie de 16 locomotoras eléctricas bitensión, particularidad debida a que en su época todavía existían algunas líneas electrificadas a 1500 voltios, que posteriormente fueron convertidas paulatinamente a 3000 voltios, como el resto de la red. De este modo, una misma locomotora podía circular por cualquier línea electrificada del país. Gracias a su transmisión birreductora, eran aptas para trenes tanto de mercancías como de viajeros, con velocidades máximas de 80 y 130 km/h, respectivamente.
Fueron construidas entre 1967 y 1968, las dos primeras en Japón y el resto en España, siendo las primeras locomotoras de origen japonés que circularon en Europa. Fueron retiradas del servicio entre 2008 y 2009, tras haber estado muchos años destinadas exclusivamente a mercancías. Las locomotoras 279-001 y 002 están preservadas, aunque no restauradas, y la 003 se encuentra en Alsasua (Navarra), habilitada como oficina de turismo.

Por otra parte, un año después, en 1969, llegó la serie 289 (8900 en la numeración antigua), que constaba de 40 unidades. Al igual que las 279, las dos primeras fueron construidas en Japón y el resto en España, y la entrega de la serie se prolongó hasta 1972. Eran prácticamente idénticas a las 279, tanto en aspecto como en características técnicas, aunque eran algo más potentes.
Las últimas unidades de la serie 289 fueron retiradas en 2010, estando asignadas también a mercancías. Las locomotoras 289-015 y 020 se encuentran preservadas y restauradas, encargándose la primera de remolcar el Tren de la Fresa.

Entre 1999 y 2003, 18 locomotoras de la serie 289 fueron reformadas, perdiendo una de sus cabinas de conducción y quedando acopladas permanentemente de dos en dos por el testero sin cabina. El resultado fueron nueve locomotoras con las características de dos 289 en mando múltiple, pero que a todos los efectos constaban como una sola máquina. Fueron renumeradas como 289-100, y son las únicas representantes de la serie 289 que permanecen en servicio en la actualidad. Están destinadas exclusivamente a mercancías y son conocidas como tándem.

El aspecto exterior de las series 279 y 289 era prácticamente idéntico entre sí y al de las 269, que llegarían unos años más tarde. La única diferencia destacable entre ambas series eran las luces de cola: las 279 tenían tres, dos en la parte superior y una en la inferior, en posición central. Las 289, por el contrario, tenían la misma disposición que se vería posteriormente en las 269, con solo dos luces de cola, en la parte inferior. Algunas 279 fueron posteriormente reformadas, recibiendo este tipo de luces.

La decoración de origen era verde con una franja amarilla, y a comienzos de los 90 recibieron la de la UN de Tracción, conocida como taxi. Al igual que las 269, perdieron las lunas laterales curvas de las cabinas de conducción.
Por su parte, las 289-100 traían de origen una decoración exclusiva para esta serie, en verde y blanco. A partir de 2013 empezaron a recibir los colores de Renfe Operadora, quedando en la actualidad solo una unidad con la decoración original. Al ser las dos locomotoras que forman la pareja idénticas entre sí, solo hay un recortable para cada decoración.















Fuentes:

listadotren.es
Álbum de material motor (RENFE, 1984)

3 comentarios: