1/7/14

Series 7000 y 9000 del metro de Madrid

A finales de 2002 se amplió la línea 10 por el sur hasta Colonia Jardín (y unos meses más tarde hasta Puerta del Sur) y su tramo entre Aluche y Casa de Campo fue transferido a la línea 5. También se cambió su tensión de funcionamiento a 1500 voltios y se acondicionó para que circularan en ella trenes de gálibo ancho. La serie encargada de circular por esta renovada línea 10 fue la 7000, construida por la italiana Ansaldobreda.
Un par de años más tarde llegó la serie 7400, compuesta por siete unidades completamente idénticas a las de la serie 7000 pero bitensión a 600/1500 voltios, por lo que podían circular por cualquier línea de gálibo ancho de la red. Circularon en la línea 6 hasta 2009, cuando el accidente de un tren de este tipo en la estación de Moncloa resultó en la prohibición de la circulación de los trenes 7000 y 9000 en dicha línea. Desde entonces, han circulado exclusivamente en la línea 10.

Por otra parte, durante el verano de 2006 se cerró también la línea 7 para cambiar su tensión a 1500 voltios, y el material encargado de sustituir a la serie 5000 que circulaba hasta entonces fue la nueva serie 9000. Se trata de una nueva versión de la serie 7000, también prácticamente idéntica a esta. La única diferencia exterior apreciable entre ambas es el color de las puertas, blanco en los 7000 y azul en los 9000. Cuando se reabrió la línea 7, todavía no se habían entregado todas las ramas de la serie 9000, por lo que la línea fue reforzada con trenes de la serie 7400 por un tiempo.
Al igual que los 7000, los 9000 también tienen su versión bitensión, los 9400. Se trata de siete unidades idénticas a las de la serie 9000 salvo por un detalle fácilmente reconocible: su sonido, que es mucho más agudo que en los 9000 monotensión y en los 7000. Como curiosidad, a diferencia de los 9400, los 7400 tienen un sonido idéntico a los 7000. Los 9400 en principio estaban destinados a la línea 6, pero el accidente anteriormente mencionado hizo que pasaran todos a circular en la línea 10, con alguna que otra salida a la 7. Desde mayo de 2014 circulan todos en la línea 9, y es frecuente encontrar en la línea 10 bastantes trenes 9000 monotensión de la línea 7.
La serie 9000 tiene una tercera remesa, la 9700, esta vez monotensión pero de tres coches, destinada a las líneas 7B y 10B (MetroEste y MetroNorte, respectivamente).

Salvo los 9700, todas las demás subseries mencionadas tienen una composición de seis coches MRSSRM, siendo M el motor con cabina, R el remolque intermedio y S el motor intermedio. En los 9700, la composición es MRM.

En el interior, 7000 y 9000 son prácticamente iguales, salvo por los paneles laterales superiores, que son de imitación de madera en los 7000 y de color gris azulado en los 9000. Por lo demás, presentan una agradable combinación de grises, azules claros y oscuros con las barras en gris metálico al estilo de los Civias de Renfe, al contrario que en las demás series modernas (3000 y 8000 2ª), donde los interiores van saturados de colores chillones y mal combinados. Asimismo disponen de barras para sujetarse en el techo, un detalle importante que, por desgracia, también se ha perdido en las demás series modernas, donde las barras verticales no son suficientes en caso de alta ocupación.
La serie 9000 incorporó, como novedad en el metro de Madrid, unas tiras de leds naranjas situadas sobre todas las puertas de los coches extremos, en la cara interior, que parpadean cuando estas están abiertas y van acompañadas de un aviso sonoro, destinado a personas con discapacidades visuales. Como complemento, las puertas del primer coche en el sentido de la marcha se suelen abrir solas, sin necesidad de usar el pulsador. Estas características se han mantenido en todas las series posteriores a la 9000.


Estos son los recortables de la serie 7000. Al igual que los 8000 1ª, solo circularon con la tapa del Scharfenberg cerrada durante unos meses al comienzo de su vida, por lo que también he incluido la versión con la tapa abierta, que es la que todos conocemos actualmente. Los coches R y S son iguales exteriormente:

















Y los de la serie 9000, con sus puertas azules y sin las luces rojas en las mismas, que servían en los trenes de puertas blancas para indicar su posición a las personas con deficiencias visuales. Estos han circulado siempre con la tapa del Scharfenberg cerrada, salvo un coche (M-9036), y posiblemente alguno más, al que directamente le falta la tapa por algún motivo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario